17.8.11

Resurrección

Para Lilián

Se reviven y abren paso a otros mundos. Escucho su voz –la fiebre de tu mano todavía hace crecer dentro de mí mareas. Palabras de un volumen cosechando polvo entre cientos de libros que ahora suben a mis oídos como las hojas de la lila de la paz sobre la estantería de madera blanca cuando las riego.

Así tu rostro en algún momento se desvela y aunque no te conocí de niña, me recuerdas a esa fotografía desgastada que me enseñaste, la niña sonriente sentada con Dosky a su lado, el perro elegante, en el sofá roja bordó.

La fiebre del tiempo que cubre la tierra de mareas inunda la vegetación, ahoga las palabras y anula al final las memorias electrónicas dejando un mundo sin huella. Entonces, en el silencio resucita esa sonrisa hermosa de tus pupilas negras que ni la ausencia del tiempo puede borrar.





(17 Agosto 2011)


del poema “Atrás de la memoria…” de “Calamidades y milagros” (1937 – 1947) de Octavio Paz